web analytics

Soluciones en infoarquitectura: crear la escena

La infoarquitectura, infoarch, archviz o arquitectura 3D representa una rama tan solicitada y especial que, por sí sola, diríamos que conforma uno de los pilares del mundo virtual en tres dimensiones. Durante la época de la burbuja inmobiliaria en España supuso un aliado inestimable de las promotoras. Resultaba etraño ver una parcela de próxima construcción sin su cartel 3XL mostrando cómo iba a quedar aquella vivienda por la que el usuario se empeñaría para unos cuantos años. Incluso, poco antes de que decayera ese boom edificativo, algunas empresas consideraron realizar un video de presentación virtual de la nueva casa. Con la infoarquitectura, ganaban varios puntos en ello. Los acabados resultaban perfectos, se podía variar la calidad/color de los materiales en postproducción de video y, por supuesto, no había que mantener ni malgastar una vivienda como “piso piloto”. La crisis del ladrillo echó por tierra en su día aquél desarrollo inicial soportado en nuevas tecnologías. Días que ya han pasado y que, tras la recuperación del sector, prometen volver a la carga en pos de incrementar el impacto visual sobre el cliente del producto aún por construir. Y viene pegando muy fuerte, apoyado en los nuevos conocimientos y evoluciones de software y hardware,. Elementos que hacen mucho más atractiva y real la puesta en escena del proyecto. De ahí que comencemos la casa por los cimientos y ofrezcamos las primeras soluciones en infoarquitectura: crear la escena.

 

El cliente precisa una sólida representación virtual de una vivienda unifamiliar. La salida a imagen o “render” constituirá el vínculo para atraer al cliente. tenemos que captar su interés a través de una buena “foto”. Solicitamos primero el material CAD del proyecto para importarlo y que nos sirva de base en nuestro programa de ejecución 3D favorito. Normalmente suele venir en formato .dwg o .dxf, nativo de Autocad, el software estrella en la realización de planos digitales. Lo abrimos en nuestro editor 3D -en nuestro caso Cinema 4D– y atendemos a las escalas y las unidades en las que tenemos configurado nuestro software. Este es un aspecto esencial que, bien trabajado desde el inicio, nos ahorrará posibles disgustos más adelante. Conforme a ese ajuste de escala tenemos que tenerlo muy en cuenta a la hora de importar objetos 3D de nuestras bibliotecas. Esto es, los smartphones deben parecer smartphones y no tablets, respetando su tamaño en el espacio respecto al resto de elementos. Los objetos deben “tener peso”, ajustarse a las superficies. Resulta desagradable y tira por tierra la composición por mucho realismo que se logre, si una silla levita sobre el suelo o un cuadro flota frente a la pared. Del mismo modo hay que mantener precaución para que los elementos no se metan dentro de otros. O se escape algún vértice, arista o polígono de esa mesita que modelaste sobre el escenario mismo. Otro aspecto a tener a cuenta es la correcta orientación de las normales; que el polígono “de la cara buena”. A través del render rápido o interactivo se pueden detectar y corregir todas estas anomalías.

Iremos llenando nuestro espacio 3D de infoarquitectura con los elementos indicados por el cliente. Existen multitud de bancos 3D para nutrirnos de modelos, tanto gratuitos  cómo de pago en la Red. Muchos de ellos se ajustarán a las necesidades, otros habrá que editarlos poligonalmente… Del mismo modo elegiremos las texturas adecuadas. Habrá en casos que tendremos que crearlas a través del inseparable Adobe Photoshop. El caso es servirnos de las herramientas que tenemos a nuestro alcance con el objetivo final de recrear con la mayor fidelidad el espacio que pretende vender el cliente. Todas las bondades y excelencias marcadas por el comercial se fían a la postre a un abanico de imágenes de las que tú eres el protagonista. Si tu trabajo es decente, será un piso más del montón. Si es bueno, tendrá un plus sobre el resto. Y si es excelente, es posible que despiertes el deseo de adquirirlo a unos pocos. Pero muchos se quedarán impactados con tu trabajo.

 

 

 

 

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.

TOP